Acompañamiento en centro geriátrico frente a la atención domiciliaria personalizada

Por 15 abril, 2019 Asistencia
centro geriátrico

Aunque el cuidado de personas mayores en el hogar es el modo de mantener a estos en un entorno conocido y familiar, existen diversos motivos por los que la familia puede decidir que un centro geriátrico es la solución adecuada  para ellos en un momento dado. Por ejemplo, durante una reforma integral en el hogar.

¿Centro geriátrico o atención personalizada en el hogar?

Encontrar el centro geriátrico ideal para un familiar no siempre es sencillo. La oferta es amplia y discernir cuál es el más indicado puede generar muchas dudas. No obstante, en muchos casos esto complica realmente la atención personalizada al paciente. Ello se debe a que el personal debe atender a un gran número de personas. Siempre es aconsejable que la estancia sea lo más corta posible y que se valore el que pueda regresar pronto a su espacio, rutina y ambiente conocido.

Lógicamente la atención en un centro geriátrico no es comparable a la atención personalizada que puede recibir un anciano en su propio entorno y hogar. El hogar es un espacio conocido, confortable, donde el anciano es el centro de todo.

“Como en casa, en ningún sitio”

La atención y cuidados a ancianos a domicilio permite ofrecer la atención profesional que precisa en todos los ámbitos. Tanto sanitario, asistencial, de compañía o para la estimulación física y cognitiva. Todo y cuanto sea preciso para su mayor bienestar y calidad de vida. Y, aunque no sea lo principal, a un mejor precio.

De todos modos si se hace imposible otra solución siempre puedes contar con la ayuda de un profesional de acompañamiento en residencias para mayores.

¿Cómo hacer más personalizada la atención a ancianos?

Acompañamiento para mayores en centro geriátrico

Una persona cualificada para la asistencia en residencias puede proporcionar el apoyo y atención personalizada que la familia desea para su ser querido anciano.

Este profesional acude al centro geriátrico en el que reside el anciano para proporcionarle la asistencia que necesita. Y para ayudarle a que su estancia en el centro geriátrico en Madrid o la ciudad elegida sea una transición llevadera, procurando que no se desoriente durante la misma.

La labor de este profesional para la asistencia de mayores durante su estancia en un centro geriátrico puede consistir, según lo necesite el paciente, en proporcionarle cuidados asistenciales personalizados, favoreciendo que -en la medida de sus posibilidades-, haga uso de su autonomía.

centro geriátrico

La atención en un centro geriátrico no es comparable a la atención personalizada que puede recibirse en el propio hogar

Además, es la persona ideal para ayudarle a integrarse en la rutina del centro geriátrico mientras permanece en él. Es importante recordar que es un espacio ajeno a él. Y por ello las rutinas y costumbres son diferentes a las que tenía en su hogar.

Entre las tareas del personal de asistencia en residencias está el proporcionarle asistencia de forma personalizada al anciano. Por ejemplo, para evitar su soledad se le proporciona compañíaestimulando sus capacidades físicas y cognitivas. Sobre todo a través de actividades como paseos, charla, lectura o juegos de mesa. Todo según las necesidades y capacidades del anciano.

Acompañamiento de personas mayores

Además del acompañamiento en centro geriátrico para hacer más llevadera la estancia en una residencia de mayores, la figura del profesional de acompañamiento de personas mayores es fundamental para su mejor calidad de vida.

Este profesional, que es un gran apoyo para el anciano cuando vive en su domicilio, podría convertirse en esencial si este se ve obligado a abandonar su entorno familiar y hogareño para acudir a un centro geriátrico.

También para que no pierda el contacto con sus amistades y seres queridos. La idea es que pueda reencontrarse con amistades y familiares con perioricidad. De esta manera podrá disfrutar de la estimulación social y emocional necesaria para una vida más feliz.

Vivir en un centro geriátrico es muy diferente a hacerlo en un entorno doméstico. Es importante tomar las medidas necesarias. El objetivo es que el anciano no se sienta desorientado, solo y recluido fuera de su hogar. La ayuda de este profesional contribuye a mitigar los efectos  del cambio que supone abandonar el entorno conocido por una residencia para mayores llena de personas desconocidas. En esta el deterioro, tristeza y soledad ajenas puede provocar desánimo.

Si de forma ocasional necesitas atención en residencias para mayores por cuestiones de fuerza mayor, ten en cuenta cómo el apoyo de una persona externa puede hacer más llevadero este cambio en su vida. Complementa los servicios en centro geriátrico con el acompañamiento a mayores en residencias de Madrid para un trato personalizado y una mejor calidad de vida de tus seres queridos mayores.

La atención y cuidados personalizados que puede recibir el anciano es la mejor solución para su bienestar y calidad de vida en un entorno conocido, hogareño y acogedor. E incluso, en la medida de las capacidades de cada anciano, manteniendo buena parte de sus costumbres y contactos sociales.

Dejar un Comentario