Acompañamiento de personas mayores

acompañamiento

La soledad es uno de los grandes problemas que sufre la población mayor. Tres de cada diez ancianos viven solos. Pero la soledad no la sufren únicamente quienes viven lejos de sus familiares. En muchos casos las obligaciones propias de estos hacen que el anciano, pese a convivir con la familia, deba pasar muchas horas a solas. También es frecuente que los ancianos que conviven en centros para mayores se quejen de la soledad, pese a estar rodeados de otras personas. Para paliar este mal los servicios de acompañamientos personas mayores son claves. La mejora de su ánimo y su calidad de vida con el apoyo de una persona de acompañamiento es enorme. En Felizvita somos plenamente conscientes de ello y por eso uno de los servicios que ofrecemos es la compañía a mayores, tanto a domicilio como en residencias geriátricas y en hospitales.

Acompañamiento de mayores a domicilio o en residencias geriátricas

La importancia de la compañía para luchar contra la soledad

Tanto en el hogar como en una residencia geriátrica, el acompañamiento es clave para el bienestar psicológico y emocional de los mayores. Es importante recordar que estos disponen de mucho tiempo y que este cuando se pasa a solas se hace largo, pesado y triste. Estar rodeado de otras personas no siempre sirve de mucho, si entre ellas no se entienden o tienen formas de entender la vida y entretenerse diferentes. E incluso en los mayores con aficiones estos necesitan socializar.

El  acompañamiento humano más allá de las llamadas familiares y las visitas ocasionales cuando la distancia y las obligaciones lo permiten. Y es necesario. Por ello el acompañamiento es una de las mejores herramientas para mejorar el estado anímico de los mayores, y su calidad de vida. Los usuarios de acompañamientos para personas mayores de Felizvita ya lo han comprobado y así lo atestiguan.

Compañía y apoyo emocional

Una de las mayores contribuciones del acompañamiento es brindar apoyo emocional. Este mejora el estado anímico y psicológico del mayor. Y le predispone a disfrutar del envejecimiento activo. Suponiendo un estímulo en sí mismo para afrontar el día a día con más vitalidad y ganas de vivir.

La charla y compañía social permite a los mayores sentirse ellos mismos, hablar de sus vivencias, preocupaciones, de temas de su interés. Cuando la familia no puede estar cerca, los amigos se hacen mayores o van desapareciendo, o se debe convivir con otros mayores con los que lo único que se tiene en común es el lugar de residencia, no desaparece esa necesidad de conversación, cercanía emocional y calidez humana. El acompañamiento proporciona esos momentos cercanos, de entretenimiento, de interacción social, tan necesarios. La amistad, la ilusión por un rato ameno compartido, su apertura al mundo.

Acompañamiento para hacer actividades que mejoren su ánimo

Es frecuente que los mayores dejen de hacer actividades porque ya no está presente la persona con la que compartían el gusto o interés por ella. Su pareja, un familiar mayor, amigos, vecinos… En muchos casos también abandonan esta por miedo a hacerlo a solas, falta de autoestima o por miedo a haber perdido capacidades y lo que esto supone en la práctica.

En este sentido el acompañamiento permite al mayor seguir disfrutando de esas aficiones. Pueden ser viajar, acudir a cursos o talleres, al teatro, al cine, a eventos deportivos u otras muchas actividades. La diversidad es enorme. Mantener esa costumbre, afición o entretenimiento les ayuda a sentirse capaces. A no dejarse llevar por el miedo a envejecer. A evitar la tristeza y depresión propia de un cambio de vida que les aleje de aquello que más les gusta o les hace felices.

Actividades de ocio en casa o fuera de ella con una persona de compañía para mayores

La soledad empuja a muchos mayores a encerrarse, primero en las cuatro paredes del hogar o la residencia en la que viven. Y seguidamente en sí mismos. El acompañamiento para ancianos permite a estos vivir con ilusión. Además de afrontar nuevos retos y expandir sus horizontes físicos, psicológicos y emocionales. Las actividades de ocio en compañía son claves para sentirse bien, para satisfacer las ganas de socializar y para disfrutar de la vida.

Pasear, salir de compras, jugar en casa, acudir a actividades culturales, lúdicas o deportivas, participar en excursiones, son solo algunas de las muchas opciones para disfrutar del tiempo de ocio en compañía. Con el estímulo y seguridad que proporciona la figura de la persona de acompañamiento para mayores.

Además, muchas de estas actividades a realizar con la persona de acompañamiento son mucho más que entretenidas. También son una importante ayuda para la estimulación física y cognitiva de las personas mayores.

acompañamiento

El acompañamiento a mayores es clave para paliar el problema de la soledad en esta población

9 ejemplos de actividades de acompañamiento para luchar contra la soledad de los mayores

La lista de las actividades que una persona de acompañamiento puede hacer con tus familiares mayores para evitar su soledad es amplísima y diversa. Estos son solo algunos ejemplos.

  1. Charla y compañía social.
  2. Acompañamiento en paseos.
  3. Acompañamientos personas mayores para excursiones y viajes.
  4. Salidas a eventos culturales, artísticos o deportivos o religiosos.
  5. Práctica de gimnasia y otras actividades físicas para mayores con el apoyo de una persona profesional que proporcione seguridad.
  6. Compartir juegos y actividades lúdicas en casa o en una residencia para personas mayores.
  7. Lectura a ancianos y mayores enfermos.
  8. Compartir aficiones y actividades manuales.
  9. Acompañamiento nocturno para evitar la soledad o el miedo a enfermar de noche.

 

Consúltanos sobre el acompañamiento a mayores de Felizvita. Te asesoramos sobre las opciones adecuadas para ayudar a evitar la soledad de tu familiar mayor.

Dejar un Comentario

Call Now ButtonLlámanos
× Chat ...👋