Calidad asistencial para personas dependientes

Por 30 septiembre, 2019 Asistencia
Calidad asistencial y asistencia domiciliaria

Felizvita ha dado servicio a las necesidades asistenciales de más de 800 personas y sus familias en Madrid y Barcelona. De ellas, el 65% padece Alzheimer o alguna otra patología cognitiva. Para desarrollar este proyecto se ha necesitado un importante componente vocacional en la calidad asistencial y la atención a la dependencia. Por otra parte, entre sus metas se encuentra el afán por dotar de notoriedad y reconocimiento a una labor profesional poco valorada.

Calidad asistencial en la atención a domicilio

Felizvita, empresa de servicios asistenciales para personas dependientes, defiende la atención domiciliaria como un servicio de calidad asistencial para personas dependientes, al permitirles recibir las atenciones y cuidados personales necesarios dentro de un contexto social y familiar. Lo que se persigue es evitar sentimientos de abandono, de soledad y desorientación.

En el último lustro, tanto en Madrid como en Barcelona –a través de su filial Assisvita– la compañía ha resuelto las necesidades asistenciales de más de 800 personas dependientes, a la vez que ha mejorado la calidad de vida tanto de estos como de sus familiares. Es destacable que de casi ese millar de personas el 65% padeciese Alzheimer o alguna otra patología cognitiva.

Según Guillermo Molina, director general de Felizvita“hay ocasiones en las que nos enfrentamos a la necesidad de tratar la dependencia de un familiar. Ya sea una persona mayor, una persona con discapacidad o cualquier dependencia temporal provocada por una enfermedad o accidente. Siempre es compleja la idea de cómo debemos atenderlos y al mismo tiempo mantener nuestras ocupaciones profesionales y personales. Por esto mismo, contar con un servicio integral de calidad que se responsabilice de encontrar y seleccionar al asistente adecuado para cada necesidad es una ventaja añadida. Hay que tener en cuenta, que es una persona que viene a cuidarlo a casa para tratarlo con cariño y profesionalidad. Todo ello realmente nos cambia la vida, tanto a ellos como a nosotros”.

¿Cómo surge Felizvita como servicio de calidad asistencial integral?

La experiencia de Guillermo en este ámbito propició que llevara a la práctica este ambicioso proyecto. Desde muy joven había vivido una realidad familiar marcada por la dependencia de tres de sus abuelos –pacientes de Parkinson, EPOC y Alzheimer–. De este modo, en 2014 se aventuró a poner en marcha el servicio de Felizvita. Para esta ardua tarea contó con la ayuda de Marta Cuesta, directora de Recursos Humanos de la compañía. Su objetivo era resolver una problemática social que irá en aumento en los próximos años.

Hay que partir de la base de que el 30% de los mayores de 65 años es dependiente, y más de la mitad de la población española lo será en 2052, según el INE.  

Los servicios de Felizvita ofrecen asistencia desde una hora al día hasta las 24 horas del día. Tanto para necesidades puntuales como continuadas, y complementaria a los cuidados personales donde también se cubren las tareas domésticas. Primero se realiza la selección de una serie de trabajadores. Estos posteriormente llevarán a cabo un periodo formativo. De esta manera se quieren garantizar los conocimientos adecuados para cada necesidad.

El servicio no solo cubre una demanda con un asistente, sino que va mucho más allá. Felizvita acompaña a la familia, se adapta a las necesidades actuales y cambiantes, busca la mejor opción en cada momento haciendo seguimiento durante todo el proceso de colaboración, creando así una asistencia de calidad y de plena confianza, totalmente personalizada para velar por la calidad asistencial del servicio.

Calidad asistencial y atención domiciliaria

La calidad asistencial de nuestros mayores es primordial a la hora de emprender el proyecto de Felizvita

Un trabajo vocacional no suficientemente valorado

Para Felizvita, la empatía y el trato familiar es fundamental. Por ello, a la hora de seleccionar a los profesionales se valora primordialmente el carácter vocacional de la persona.

Aquellas personas que van a cuidar de un padre o un abuelo, por ejemplo, deben implicarse emocionalmente. Si van a dedicar su vida a cuidar a los demás tienen que tener vocación de servicio a las personas. De esta manera, la relación con el paciente fluirá de una forma sana, cercana y amigable. En Felizvita se da gran importancia a la selección de personas a las que les guste su trabajo. La experiencia se puede adquirir, la vocación no.

La compañía apuesta por darle notoriedad a un colectivo de profesionales con los que se tiene la percepción de no estar realmente valorados y sin embargo, aglutinan un perfil cada vez más necesario para la sociedad y más demandado laboralmente. Sobre todo porque desempeñan un papel trascendental en el ámbito sociosanitario.

Familia y trabajadores contribuyen a la calidad asistencial

Los profesionales asistenciales realizan un trabajo que es duro, exigente y que tiene un alto grado de responsabilidad, pero muchas veces no son bien tratados, sus derechos son vulnerados y sus salarios son muy bajos. Por eso, la gestión de Felizvita lo que persigue es que el ambiente y las condiciones de trabajo en los domicilios sean adecuados. El éxito de la asistencia se fundamenta en dos pilares: familia y trabajadores. Si alguno de los dos no está a gusto, el servicio no tendrá sentido. Desde Felizvita se orienta, se asesora y se guía tanto al usuario y sus familiares como a los profesionales, consiguiendo el perfecto equilibrio.

Por otro lado, la empresa social es generadora de empleo, y en su faceta más solidaria promueve la inserción en el mercado laboral de personas en riesgo de exclusión social a través de su formación en la prestación de servicios de asistencia domiciliaria, brindándoles de este modo la posibilidad de dedicarse a una de las profesiones de matiz sociosanitario más demandadas en la actualidad.

Dejar un Comentario