Para muchas familias la mejor opción para ocuparse del cuidado de sus seres queridos mayores cuando ellos no pueden hacerlo es contratar a un cuidador a domicilio. Según las necesidades de la familia puede ser una persona interna para el cuidado de ancianos y cuidadores a domicilio por horas para coordinar sus cuidados con los que proporciona la propia familia. Pero también hay familias que hacen malabares para llegar a todo porque desconocen el apoyo y ayuda que supondría para ellos contar con la colaboración de un cuidador a domicilio. Descúbrelo de la mano de Felizvita.

«Contar con un cuidador que sustituya o apoye la labor de la familia mejora las relaciones familiares. «

Cómo ayudan los cuidados de mayores a la vida de la familia.

Cuando el peso de cuidar a un mayor dependiente o con un alto grado de necesidades de atención personalizada recae sobre la familia suelen aparecer dos casos: o bien un solo cuidador familiar debe asumir toda la carga de trabajo que esta situación requiere o bien hay que hacer un reparto de tareas para ocuparse de ello.

El primer caso supone un gran esfuerzo para una sola persona. A nivel físico, mental y emocional. Dejando a un lado otros aspectos de su vida para centrarse únicamente en el cuidado de sus mayores. En el segundo es complicada la coordinación, sobre todo si hay diferencias entre lo que unos cuidadores familiares pueden o están dispuestos a dar y lo que otros exigen o creen adecuado. Las fricciones y conflictos son frecuentes, y eso no beneficia a nadie. Ni al mayor, ni a la familia.

Contar con un cuidador que sustituya o apoye la labor de la familia mejora las relaciones familiares. Si se trata de un profesional cualificado, como los cuidadores a domicilio. Además de asumir las tareas de cuidados más sensibles o duras,  puede proporcionar una importante ayuda en aspectos clave para el cuidado de mayores. Como el control de su salud o la atención a síntomas de enfermedades.

Mejor salud para la familia, mejor salud para el anciano.

Es muy frecuente que los cuidadores familiares tengan una edad o condiciones físicas en las que asumir tareas de cuidados afecta de forma importante a su calidad de vida. Dormir poco, cargar pesos, el estrés de estar pendiente de una persona vulnerable 24 horas al día los 7 días de la semana, acaba generando problemas de salud importantes. Eso además tiene como consecuencia una peor calidad asistencial por pura imposibilidad de hacer determinadas tareas y una menor atención a la salud del anciano por agotamiento o desconocimiento.

El apoyo de cuidadores a domicilio por horas, cuidadores nocturnos para mayores o una persona de acompañamiento para que lleve de paseo al mayor rebajan las exigencias físicas y mentales que sufre la familia. Algo clave para su salud y para la del mayor.

Tiempo para el cuidador familiar, para seguir siendo dueño de su vida sin dejar de lado el cuidado de sus mayores.

La vida no se detiene porque un ser querido mayor necesite apoyo, ayuda y atención en su día a día. Las obligaciones familiares, laborales o afectivas de la familia permanecen. ¿Es tu caso? Disponer de tiempo para ti, tu tiempo libre, aficiones y obligaciones es esencial para tu bienestar físico, mental y emocional presente. Y en la mayor parte de los casos también para tu vida futura.

Mantener amistades, conservar el empleo o poder acceder a un ascenso, cuidar de los propios hijos o nietos, formarse, prestar la atención y supervisión a sus hijos adolescentes, son solo algunas de las muchas cuestiones que no deben dejarse de lado. Y eso no quiere decir desentenderse del cuidado de tus seres queridos, ni mucho menos. Pero dejar esto en manos de cuidadores profesionales, ya sea en la totalidad del tiempo o como apoyo a los cuidados que proporciona la familia, es una buena decisión.

La profesionalidad, capacitación y experiencia de los cuidadores a domicilio de Felizvita así como la supervisión continua de esta nos permite proporcionar una elevadísima calidad asistencial.

Descanso físico y mental, necesario para seguir adelante sin estrés ni crisis.

Cuando las tareas de cuidado recaen sobre la familia, el descanso físico y mental del cuidador es esencial. Por su propio bien y por el del mayor. Asumir ese trabajo unido al estrés emocional que en muchos casos implica el deterioro de un ser querido supone una carga muy grande. En muchos casos deriva en depresiones, crisis por estrés y otros problemas.

El apoyo de un cuidador de personas mayores y la terapia personal contribuyen a evitar estos problemas. Para un mayor bienestar y mejor calidad de vida del mayor y de sus familiares.

Además, la tranquilidad y seguridad al saber que su ser querido mayor está bien cuidado, es clave para la salud mental y emocional de los familiares.

Soporte y ayuda en momentos puntuales, clave para poder cuidar del mayor y atender a otras obligaciones de la vida.

Aún en el caso de familias en las que varios miembros se coordinan para atender a sus seres queridos mayores la ayuda del cuidador profesional es importante. Actúa como soporte y apoyo en momentos puntuales, por ejemplo en caso de vacaciones o enfermedad de un familiar, si surgen imprevistos, si el anciano tiene requerimientos especiales en algún momento, en caso de obras en la vivienda y en tantos otros.

Felizvita cuenta con un amplio equipo humano de cuidadores a domicilio y diferentes servicios entre los que escoger el cuidador y tipo de ayuda que la familia y el mayor necesita en cada momento y situación. Consúltanos.

Felizvita
Expertos en cuidado de ancianos
Especialistas en asistencia a mayores a domicilio
Madrid y alrededores