El Duelo: reacción ante la pérdida de alguien querido.

Por 10 febrero, 2015 BLOG

A lo largo de la vida, cada uno de nosotros nos hemos enfrentado o nos tendremos que enfrentar ante situaciones tremendamente dolorosas y amargas, ante situaciones que creamos que nos superan y que nos merman de tal manera que no sabemos cómo vamos a salir a adelante. El cuerpo se bloquea, se tensa e incluso se llega a revelar ante una determinada realidad. Estas reacciones son naturales y son importante que las conozcamos.

 

Ante una pérdida personal importante experimentamos 6 fases.

 

Tras sufrir una pérdida personal, sea por separación, enfermedad, muerte, trabajo, etc., el ser humano experimenta una serie de emociones que podríamos clasificar en 6 fases: (Negación, Negociación, culpabilidad, rabia, depresión, aceptación).

Conocer la base de estas emociones nos ayuda a entender mejor  a la persona y, por  tanto, permitirle realizar su proceso de duelo personal.

No siempre estas fases son correlativas o necesarias pasarlas todas, depende del individuo y su historia de vida y de cómo hayamos afrontado en cada una de nuestras etapas los acontecimientos difíciles, así como la forma en que hayamos aceptado esos cambios, por lo tanto, el duelo y el dolor se procesan de forma muy individual y diferente en cada ser humano. Solo habría que observar si alguna emoción se queda retenida demasiado tiempo, en tal caso, habría que buscar un profesional para evitar una posible patología:

1º) NEGACIÓN:

Es un mecanismo para defendernos de algo que al principio no podemos soportar  y aceptar, es una forma de amortiguar el primer impacto. Esta fase suele presentarse nada más recibir la noticia y su duración media es de aproximadamente 24 horas.

2º) NEGOCIACIÓN:

Es otra forma de amortiguar y de protegernos ante el dolor de la pérdida, hacemos promesas y propósitos a cambio de evitar la pérdida. La fase de negociación permite protegernos y que el impacto no sea tan brusco o directo. Poco a poco vamos siendo conscientes de la realidad.

3º) CULPABILIDAD:

Es una de las emociones más dañina y con mayor carga de castigo. Se trata de una culpa por algo que hicimos o debimos hacer, pero que ya no se puede remediar el error, por ejemplo: si yo le hubiera dicho, si se lo hubiera impedido, nunca le dije lo mucho que lo quería, etc.

Servicio de ayuda a domicilio en Madrid

4º) RABIA e IRA:

Es una forma de rebelarse ante la pérdida. Surgen las preguntas por qué Yo, no es justo, etc.  y a veces nos enfadamos con el mundo. En este proceso suele haber conflicto con todo lo que nos rodea ya que no estamos conformes con nada. La rabia es un derecho necesario para liberarnos del dolor y empezar aceptar lo sucedido.

5º) DEPRESIÓN:

Es el principio de contacto con la realidad. Vienen sentimientos de angustia y pensamientos negativos ante la pérdida y el vacío producidos por ello. 

6º) ACEPTACION:

Es cuestión de tiempo y depende de cómo se haya producido la pérdida. Es cuando se hace balance y el sufrimiento va desapareciendo para que el dolor ocupe el lugar adecuado. Es el comienzo de reorganizar nuestras vidas y prepararnos para el futuro.

 

¿Por qué debemos conocer cada una de estas fases?

 

Desde Felizvita-Asistencia y Actividades, queremos transmitiros la importancia del conocimiento de cada una de estas fases, ya que saber que es un proceso natural, ante una pérdida importante para nosotros, será lo que nos permita irlas superando y salir adelante.

Ante todo debéis saber que no estáis solos, siempre tenéis una familiar, amigo, conocido, un brazo u hombro amigo donde agarraros, sujetaros y liberaros. El dolor hay que hablarlo y compartirlo para que no se convierta en una carga tan pesada que nos limite y nos destruya.

Dejar un Comentario