Cuidado y Asistencia a Domicilio en Madrid

Por 7 noviembre, 2014 BLOG

 Actualmente, la demanda de cuidado y asistencia a domicilio en Madrid se ha disparado en los último años. “El 17% de la población de españa tiene una edad superior a los 65 años”. Sin embargo, esto no ha hecho más que empezar. Los estudios poblacionales, revelan unos datos alarmantes llegando a una tasa de población mayor de 65 años del 36% en el año 2050.  

Cuidado y Asistencia a domicilio en Madrid

¿Por qué hay una mayor necesidad de Asistencia y Cuidado en Madrid?

A este aumento de población mayor de 65 años, se suma el incremento de la esperanza de vida y el desarrollo de fármacos que mejoran nuestra calidad de vida en los últimos años. Este proceso de inversión en la pirámide poblacional es un claro indicador del incremento de necesidad que año a año se va a originar en cuanto a la asistencia y cuidados se refiere.

cuidado y asistencia a mayores en domicilio

Todos estos factores hacen que año a año se incremente de manera exponencial la demanda de servicios asistenciales a domicilio. Esto se debe a que el cuidado y la asistencia en el propio domicilio ofrece unos beneficios que no son comparables con el traslado de las personas mayores a centros residenciales, donde el trato que van a recibir no se puede comparar.

El problema real del envejecimiento de la población y del aumento en la esperanza de vida radica en que se hacen cada día más patentes enfermedades crónicas y degenerativas como pueden ser:

– Demencias: 

Dentro del amplio grupo de demencias destaca por su ferocidad el Alzheimer. El Alzheimer, requiere Cuidados y Asistencia particulares y, tal como explica el video que les dejo a continuación, es un tipo de demencia en la que los enfermos atraviesan diferentes etapas, las cuales presentan diferentes sintomatología y sobre las cuales hay que trabajar de forma independiente y específica.

En el caso de las personas enfermas con Alzheimer, es muy importante la comunicación que se establece con ellos. La guía que presento a continuación explica muy bien cómo hay que comunicarse con este tipo de enfermos.

 – Guía de Comunicación con el Enfermo de Alzheimer.

Otras demencias conocidas son la demencia senil y la demencia vascular. Estas demencias presentan una causa y evolución claramente diferenciada al Alzheimer.

– Párkinson:

El Párkinson es una enfermedad que está relacionada con el deterioro del sistema nervioso. De esta manera las personas afectadas por esta enfermedad presentan en la propia evolución un deterioro psicomotríz dando lugar a movimientos espasmódicos que no son controlados por el enfermo y que condicionan su día a día.

La evolución de la enfermedad puede dar lugar a un deterioro cognitivo y a la consecuente pérdida de memoria. Por lo que el párkinson, en la mayoría de los casos, está ampliamente relacionado con la demencia.

– EPOC:

El EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) se manifiesta por una pérdida de capacidad pulmonar. Esta enfermedad evoluciona progresivamente generando una menor capacidad, en el enfermo, para coger oxígeno. El EPOC no está relacionado de una forma directamente proporcional con la edad pero si que es más probable que personas mayores la padezcan. Los malos hábitos que se han llevado a lo largo de la vida (fumar en exceso) pueden ser desencandenantes de la enfermedad.

El problema del EPOC es que afecta directamente al nivel de autonomía de las personas pues no tienen fuerzas, debido a la falta de oxígeno, para poder hacer su vida rutinaria. No afecta a la parte cognitiva, por lo que no se relaciona de forma directa con la demencia.

Los hábitos de vida saludables, como una buena alimentación y una actividad física constante, frenan el avance de la enfermedad y permiten un mayor tiempo de autonomía.

Todas estas enfermedades comunes en la 3ª Edad, y que de forma directa afectan a la autonomía de las personas afectadas, generan una gran necesidad de asistencia y cuidados. Esta necesidad de asistencia y cuidado se puede subsanar a través de diferentes medios. Uno de los más comunes es a través de centro residenciales o centros de día. Sin embargo, cada día se hace más patente el deseo y voluntad de las personas mayores de ser Atendidos, Cuidados y Asistidos en su propio Domicilio, manteniendo de su entorno familiar, su núcleo social y recibiendo una Asistencia y Cuidado 100% personalizados.

¿Por qué optar por la Asistencia y Cuidado a Domicilio?

El cuidado y asistencia a domicilio en Madrid, y en el resto de comunidades, tiene como objetivo primordial mantener y mejorar la autonomía personal y las relaciones con el entorno cercano y familiar. 

Por esta razón, la asistencia y cuidado de personas dependientes a domicilio, cada día cobra más notoriedad e importancia. El valor añadido que aporta la asistencia en el domicilio del usuario hace que cada día tenga más relevancia y se convierta en la mejor opción para la mayoría de las personas dependientes y sus familiares.

Cuidado y Asistencia a Domicilio de Personas Dependientes

El entorno que durante toda una vida hemos creado con nuestro esfuerzo y que es parte de nuestra identidad, adquiere todavía más importancia cuando se va envejeciendo. La rutina que se crea, estar en un entorno conocido y habitual, contar con gente familiar cerca son parte de la riqueza que aporta el ser atendido, asistido y cuidado en el propio domicilio.

Otro de los valores añadidos del cuidado y asistencia de personas dependientes en su propio domicilio es el grado de personalización que adquiere la asistencia. De esta forma, el usuario cuenta con una persona dedicada, en cuerpo y alma, exclusivamente a ella. Esto hace que el vínculo personal entre usuario y profesional sea muy fuerte, lo cual revierte en la calidad del trato recibido.

Es cierto que el valor que aporta un centro residencial no es discutible en cuanto a la variedad de servicios. Sin embargo, la forma en que estos servicios son realizados no tiene punto de comparación con los realizados en el propio domicilio.

Indudablemente la implicación que demanda el cuidado y asistencia a domicilio solo puede llevarse a cabo si se tiene una inmensa vocación por el cuidado de las personas dependientes. El amor, el respeto y el cariño son la base de un servicio asistencial de calidad en el que la empatía del profesional y su vocación son los detonantes de un excelente cuidado.

Tal y como decía Audrey Hepburn, “a medida que crezcas descubrirás que tienes dos manos, una para ayudarte a ti mismo y otra para ayudar a los demás”. Esto es lo que necesitamos, gente que se de cuenta de que tienen mucho que ayudar y aportar en el cuidado de personas dependientes.

En conclusión, la razón por la que defendemos el cuidado y la asistencia de personas mayores y dependientes a domicilio es la cercanía, familiaridad y personalización de un servicio que no tiene otra razón de ser que ayudar y mejorar la calidad de vida de las personas que lo necesitan.

No obstante, no debemos dejarnos engañar y tenemos que ser conscientes de las circunstancias personales de cada uno, pues no todo el mundo vale para lo mismo y no todos los casos se pueden atajar de la misma manera. Por esta razón, debemos ser conscientes si necesitamos una persona que acompañe y ayude en el día a día, o por el contrario una persona con un gran conocimiento técnico que asuma complejos servicios asistenciales derivados de la situación personal del usuario, esto es, un Cuidador o un Auxiliar.

Es muy común pensar que el cuidado y asistencia a domicilio es más caro que un centro residencial, sin embargo, esto no siempre es verdad. Se puede tener un impecable servicio en el propio domicilio por un precio bastante más económico que el de un centro residencial (una media de 1.800€ mensuales). Sin embargo, esto dependerá de la situación personal del usuario y del número de horas que necesiten asistencia. 

Creado por Felizvita.

Dejar un Comentario