Cuidados para evitar el agotamiento extremo

Por 11 noviembre, 2019 Bienestar, Consejos, Salud
agotamiento extremo

El agotamiento en el anciano con frecuencia se considera un síntoma propio de la vejez. Sin embargo, en algunas ocasiones se trata de un agotamiento extremo que poco tiene que ver con el cansancio relacionado con la actividad física o con la edad. Cuando este se sucede día tras día la causa más común es la enfermedad denominada síndrome agotamiento crónico o síndrome de fatiga crónica.

Esta es una enfermedad que no solo afecta a ancianos sino también a personas jóvenes y de mediana edad y que es más difícil de diagnosticar en la vejez. Esto se debe a que existe la falsa creencia de que ancianidad y falta de vigor o energía van siempre de la mano. Pero es en la mediana edad cuando más se sufre esta enfermedad. En los primeros estudios sobre ella se atribuía al estrés como principal origen de la misma.

Qué hacer si padeces agotamiento extremo habitualmente

Actualmente no hay una prueba diagnóstica específica para casos de síndrome agotamiento crónico y muy pocos médicos especializados en ella. Por este motivo en ocasiones se hace difícil el diagnóstico y se atribuye a otras causas los episodios repetitivos de agotamiento extremo. Acudir al médico y pedir distintas valoraciones es necesario para quienes padecen ese cansancio extremo días tras días sin una causa tangible que lo justifique.

A menudo para hacer una valoración médica el doctor primero descartará otras enfermedades que pueden ser causantes de la sensación de agotamiento extremo y que no son SAC. Entre ellas, si la persona padece algún tipo de anemia, principalmente la anemia ferropénica o déficit de hierro. Ten en cuenta que la anemia es más frecuente que el SAC. Se puede detectar a través de una analítica así que lo ideal es dejar que el médico haga su trabajo pues tu agotamiento extremo puede tener una causa fácil de detectar y remediar.

También algunos déficits de vitaminas causan agotamiento extremo y se pueden detectar por analítica.

Cansarse más es algo que sucede con la edad. El aumento de la sensación de cansancio a medida que se cumplen años y el agotamiento en ancianos se puede deber a una menor masa muscular o a trastornos del sistema endocrino que provocan agotamiento extremo pero son tratables.

De todos modos, si no parece haber causa que justifique este agotamiento y tu médico no te ofrece respuestas, contar con varias valoraciones diferentes te puede ayudar a conocer qué te está ocurriendo realmente. Y si se debe al síndrome de agotamiento crónico o si es originado por otra causa.

 

Cómo actuar ante episodios reiterados de agotamiento extremo

Independientemente del motivo por el que se sufre agotamiento extremo y además de seguir un tratamiento farmacológico si así lo indica el médico, hay una serie de medidas personales que puedes tomar si los episodios de falta de energía y fatiga excesiva se suceden.

Cuenta con ayuda para las tareas básicas imprescindibles

En el caso de agotamiento en ancianos la mayor dificultad será combinar la necesaria estimulación física con el reposo que precisa para mantener una buena calidad de vida. Las personas jóvenes, la conciliación entre vida laboral, personal y el requerido descanso de calidad son el reto a afrontar.

En ambos casos contar con una persona de ayuda a domicilio se hace totalmente necesaria, si la persona enferma vive sola o no hay un miembro de la familia que pueda ocuparse de la atención al enfermo en los días en que se encuentre peor. Especialmente si también recaen sobre la persona enferma las tareas básicas del hogar como la limpieza y la preparación de comidas.

En algunos casos una persona por horas para asistencia domiciliaria será suficiente.  En otros casos se hará necesario contar con una persona de ayuda a domicilio durante varias horas cada día.

agotamiento extremo

Para evitar el agotamiento extremo se deberá alternar el ejercicio físico con el reposo adecuado para mantener una correcta calidad de vida

Haz cambios en tu vida personal para evitar poner tu cuerpo al límite

Si de manera crónica o temporal el agotamiento extremo es una realidad en tu vida, no puedes forzar a tu organismo y ponerlo al límite. Debes implementar cambios en tu vida que te ayuden a sentirte mejor y mantener una calidad de vida adecuada.

  • Mantén una rutina de sueño que favorezca el descanso efectivo. Cuestiones como disponer de un buen colchón y seguir unos horarios rutinarios para el sueño son necesarios. También contar con un ambiente propicio para favorecer el sueño, libre de ruidos y sin luz.
  • Valora opciones de ocio compatibles con lo que tu cuerpo necesita. Es importante que no te aísles de tus amistades. Ni dejes de lado la parte lúdica y el tiempo dedicado al ocio. Pero evita elegir actividades que suman cansancio a tu situación de agotamiento extremo. Y apuesta por aquellas que te ayuden a mantener una buena calidad de vida. Actividades como ir al cine, a un spa o ser parte de un club de lectura, entre otras, pueden ser interesantes para ti, si están dentro de tus intereses.
  • Simplifica tu vida. Haz que todo lo que pueda ser más sencillo en tu vida, lo sea. Relaciones, aficiones e incluso el ambiente de tu hogar. Te ayudará a evitar aumentar esa sensación de agotamiento excesivo innecesariamente y te permitirá mejorar la efectividad del descanso.

 

Si padeces agotamiento extremo sin causa aparente que lo justifique o estás al cuidado de una persona con esta problemáticas, no dudes en consultar con el  médico. Especialmente si estos episodios se repiten con frecuencia.

Dejar un Comentario