El Alzheimer, señales y evolución

Por 12 diciembre, 2014 Asistencia, Salud
Secuelas del Alzheimer

¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es el tipo de demencia más común de todos, representando entre el 60 % y 80 % de los casos. El Alzheimer es una de las enfermedades más comunes. Sin embargo, no está asociada directamente al envejecimiento, por lo que no se considera que sea una enfermedad consecuencia natural del envejecimiento.

Actualmente, hemos entrado en una costumbre algo errónea, en la cual se diagnostican como Alzheimer otro tipo de patologías como por ejemplo: Tumores Cerebrales, Micro infartos cerebrales, Ictus,… Enfermedades que generan demencia pero que no tienen nada que ver con el Alzheimer.

Es importante también saber que el Alzheimer solo puede ser diagnosticado con plena seguridad Postmorten, por lo que todos los diagnósticos realizados con enfermos vivos serán simples suposiciones o aproximaciones en base a los síntomas y la evolución.

¿Qué consecuencias tiene el Alzheimer?

El Alzheimer en su grado más básico produce un deterioro cognitivo de manera gradual. El avance de la enfermedad produce una pérdida de memoria gradual, empezando por la memoria a corto plazo (lo último que la persona ha realizado o vivido) avanzando hacia el medio plazo y finalizando por eliminar los recuerdos más tempranos.

Aparejado al deterioro cognitivo, dentro de la evolución del Alzheimer se aprecian otro tipo de síntomas como son el deterioro psicomotriz, dificultando la movilidad de la persona afectada hasta el momento en que su movilidad sea prácticamente nula.

asistencia a domicilio en Madrid

¿Cómo reaccionan los pacientes al Alzheimer?

Durante el avance de la enfermedad es muy común que los afectados desarrollen crisis de ansiedad e inseguridad, derivando incluso en agresividad. Esto se debe a su sensación de indefensión. Hay que tener muy en cuenta, que el deterioro cognitivo es progresivo por lo tanto los afectados se dan cuenta de que algo no funciona bien, lo que les genera una gran vulnerabilidad y falta de control.

¿Quiénes son los afectados por el Alzheimer?

El Alzheimer además de afectar  de forma directa a las personas que la padecen, afecta de manera indirecta a muchas familias: hijos, nietos, hermanos,… Actualmente el 70% de las personas afectadas por el Alzheimer viven en sus hogares, por lo que se hace imprescindible una correcta Asistencia y Cuidados a Domicilio.

Es muy importante contar una asistencia adecuada dependiendo de el grado en el que se encuentre la enfermedad. No todas las personas afectadas necesitas los mismos Cuidados y Asistencia a Domicilio ya que esto se ven condicionados al deterioro cognitivo y psicomotriz

La mejor opción para tratar la enfermedad del Alzheimer, sin lugar a duda, es en el propio domicilio frenando la desorientación y el descontrol que siente la persona afectada. Mantener estable su entorno habitual es lo más adecuado para el desarrollo de la enfermedad.

¿El Alzheimer tiene cura?

Hoy en día, a pesar de que el estudio del Alzheimer ha permitido conocer más de cerca la enfermedad, es verdad que no existe ningún tipo de cura. Lo único que existe son medicamentos que frenan el deterioro cognitivo facilitando la creación de neuronas. Sin embargo, lo que más frena el deterioro cognitivo y por tanto el avance de la enfermedad es, sin lugar a duda, realizar diariamente actividades pedagógicas con la persona afectada.

Realizar la misma rutina diariamente en muy importante para dar una estabilidad a la persona afectada y de esta manera evitar momentos de desorientación, ansiedad, nerviosismo y agresividad.

Cuidados a domicilio en Madrid

 

¿Qué nos indica que una persona puede empezar a desarrollar el Alzheimer?

Algunas señales pueden hacernos ver que el Alzheimer está apareciendo. En este artículo os vamos a definir las 10 señales más habituales:

1º) Variaciones de memoria que entorpezcan el día a día:

En el día a día es donde más fácilmente se ve la aparición de las demencias. La dificultad para hacer tareas rutinarias y los “despistes” ocasionales son los más habituales en los primeros grados del Alzheimer.

2º) Complicaciones a la hora de tomar alguna decisión rápida:

La agilidad mental se ve afectada por la aparición de las demencias, por lo que son la lentitud en la toma de decisiones y la duda continuada son claro indicadores de la aparición de algún tipo de demencia.

3º) Que las tareas habituales para la persona afectada se compliquen y no las pueda llevar a cabo bien:

Un claro ejemplo de esto es por ejemplo ir a la compra y comprar lo mismo o no saber bien que tiene que comprar, a la hora de limpiar la casa equivocarse de que productos se usan para que…

4º) Desorientarse en lugares conocidos o no saber en qué día, mes o año están:

Una señal muy clara es cuando preguntan varias veces al día que si es lunes o martes, o que día del mes es, que no sepan si están en abril o mayo,… así como dejen de saber llegar bien a casa de sus hijos.

5º) Dificultad para definir objetos o imágenes conocidas:

Que no le salgan las palabras necesarias para describir o definir un objeto o que no reconozca bien a las personas de una foto.

6º) Problemas a la hora de expresarse ya sea de forma hablada, leída o escrita:

Problemas a la hora de escribir la lista de la compra o de leer el periódico. Esto se ve fácilmente cuando una persona que ha sido muy asidua a la lectura deja de hacerlo y pone excusas para no leer.

7º) Organizar o guardar objetos de manera ilógica:

A la hora de sacar el friega platos guardar los vasos donde los platos o los cubiertos donde los cuchillos. Otro claro ejemplo es a la hora de poner las lavadoras no saber bien separar por colores la ropa.

8º) Olvidos de los acontecimientos recientes o de las personas que ha conocido últimamente:

El Alzheimer al igual que una gran variedad de las demencias, a lo primero que afectan es a la memoria a corto plazo, es decir, los afectados lo primero que olvidan es lo último que acaban de hacer.

9º) Pérdida de interés por relacionarse y realizar sus tareas habituales:

Las ganas de estar todo el día en casa, el no querer salir a tomar algo o quedar con sus amigas habituales son claros ejemplos de la aparición de la enfermedad.

10º) Cambios en estado de ánimo, así como en el humor y la personalidad:

El cambio en la manera de hablar, la poca paciencia o los enfados continuos se deben a que la persona afectada es consciente de que pasa algo raro y no sabe lo que es, ni por qué ocurre. De ahí que el estado de ánimo se vea afectado y que el mal humor aflore.

Estas señales son las primeras en aparecer y son las que nos pueden colocar en estado de alerta.

¿Qué debemos hacer cuando observamos alguna o varias de estas señales?

En el momento que se repitan alguna o varias de estas conductas de manera reiterada, los familiares o amigos deben acudir a un Neurólogo. El neurólogo estudiará al paciente y determinará si existe algún tipo de demencia. En caso de que esto ocurriese, el Neurólogo marcará las pautas necesarias a la familia para orientarles de forma adecuada. Pautará una medicación acorde con el grado de avance de la enfermedad y establecerá rutinas de vida que frenen en avance del deterioro cognitivo.

Cuanto antes se perciba alguna de estas señales y se tomen medidas, más lento será el desarrollo de la enfermedad. 

Desde Felizvita, os recomendamos la página de la Fundación Alzheimer España donde pueden encontrar información adicional de utilidad.

 

Dejar un Comentario