Estimulación con juegos físicos para personas mayores

Por 17 junio, 2019 Actividades
Juegos físicos para personas mayores

Las actividades lúdicas y físicas son una buena forma de que las personas mayores se mantengan activas y entretenidas. Proponer juegos físicos para personas mayores favorece su estimulación física y sensorial. Y cuando se trata, además, de actividades recreativas en grupo son ideales para socializar. Todo esto contribuye a mejor calidad de vida para los mayores, más feliz y divertida.

Juegos físicos para personas mayores

Dónde practicar juegos físicos para personas mayores

Cualquier entorno es bueno, aunque dependiendo de qué juego para mayores se trate es más adecuado un tipo de espacio u otro. Para juegos físicos y recreativos para personas mayores como la petanca, la rana o el minigolf es necesario un lugar específico. En muchos pueblos y ciudades existen, así como clubes deportivos en los que un anciano puede participar. Contar con un servicio de acompañamiento para mayores le permitirá acudir a practicarlo si él mismo o su familia considera inadecuado que vaya solo.

Este servicio también es adecuado para acudir a centros recreativos para mayores. Allí pueden participar en las actividades físicas que proponga como bailes, gimnasia para mayores o ludoteca para ancianos.

Algunos juegos físicos para personas mayores no necesitan muchos integrantes. Si el anciano no tiene con quién compartirlos el cuidador de mayores a domicilio o el cuidador familiar pueden proponerle el juego  y participar con él. Ya sea en su propio hogar o al aire libre.

Precisamente es este tipo de juegos físicos para personas mayores de los que vamos a ver algunos ejemplos. Así si eres cuidador de personas mayores podrás proponerlos al anciano a tu cuidado.

Pasar la pelota

Pasar la pelota es uno de los juegos físicos para personas mayores más sencillo. Se puede realizar al aire libre o en casa siempre que se disponga de un espacio sin peligro para lanzar con suavidad una pelota.

Este juego consiste sencillamente en pasar de una persona a otra una pelota lanzándosela a los brazos. Es especialmente indicada para personas con ciertos problemas de movilidad y para que trabajen su tren superior con suavidad. Además, es adecuada para mejorar su coordinación.

El círculo correcto

Esta actividad se puede hacer en casa en un pasillo o una estancia amplia en la que los muebles no estorben. Para llevarlo a cabo hacen falta pequeñas pelotas, del tipo de las de las piscinas de bolas infantiles

En el suelo se colocan tres aros de distintos colores o, en su defecto, tres toallas de colores diferentes.Estos deben estar a diferente distancia del anciano.

Juegos físicos para personas mayores

Las actividades recreativas en grupo son ideales para socializar a la vez que suponen un beneficio para la salud

Con las pelotas en un un cubo, un participante debe nombrar el color del aro o toalla en la que el anciano debe tirar la pelota. Si lo hace bien, sigue jugando. Cuando falle, será él quien nombre los colores y el cuidador u otro anciano quien lance las pelotas.

Además de coordinación, practicará los distintos grados de fuerza o impulso a ejercer para llegar más lejos o más cerca. De esta dependerá la precisión en el lanzamiento.

Construcciones

A la hora de pensar en juegos físicos para mayores es importante incluir aquellos que permiten trabajar la motricidad fina. Sin embargo estos son muy interesantes para los mayores. Los juegos de construcción clásicos son una buen ejemplo para trabajar esta y también la lógica y la creatividad.

Existen distintos tamaños de piezas entre los que habrá que valorar previamente cuál es el más indicado para el anciano. Siempre que sea posible es aconsejable elegir piezas pequeñas ya que le permitirán mejorar la motricidad fina.

Estos juegos físicos para mayores se pueden practicar en el hogar en cualquier época del año. Incluso en espacios pequeños. Pero también en buen tiempo en un jardín o terraza seguros.

Tiro a la diana

Existe un tipo de dianas que no están diseñadas para el lanzamiento de dardos sino el de pelotas. Son dianas adhesivas con una especie de sistema velcro en el que la pelota al tocar la diana queda adherida a ella.

Este es uno de los juegos físicos para personas mayores más divertidos por su componente lúdico. El anciano puede jugar solo si así lo desea compitiendo por mejorar sus marcas. O contra otra persona sea un amigo, familiar o una persona de compañía para personas mayores.

Las dianas de este tipo se pueden colocar fácilmente en una pared colgando de una escarpia, sobre una mesa o estante e incluso detrás de una puerta.

El espejo

Para realizar este juego son necesarias dos personas. Pueden ser dos ancianos o la persona mayor y su cuidador o un familiar. En este juego una persona realiza una serie de movimientos que deben ser imitados por el otro como fuese su reflejo en el espejo.

Siempre hay que favorecer que el anciano pueda realizar dichos movimientos pero que estos supongan un cierto reto para él. Es decir, que sean factibles pero le requieran realizar un pequeño esfuerzo.

Adivinar oficios

Para este juego también son necesarias al menos dos personas. Una mediante mímica debe hace que la otra adivine qué oficio está simulando practicar. Estos oficios pueden elegirse mediante tarjetas o sencillamente ser elegidos libremente por cada participante.

Cuando un oficio sea adivinado se cambian los puestos. Y es que quien lo ha acertado quien debe usar la mímica para imitar una profesión.

Si eres familiar o cuidador de ancianos toma nota de estos juegos físicos para personas mayores. No solo como elemento de entretenimiento, sino también de estimulación de sus capacidades físicas y, en algunos casos, también cognitivas.

Dejar un Comentario