MEDIDAS DE PREVENCIÓN FRENTE AL COVID19

Todas las garantías de seguridad de mayores, pacientes y profesionales.

Consúltanos ahora

La concienciación sobre la seguridad del paciente es una de las prioridades de la OMS y algo que en Felizvita nos tomamos muy en serio día a día.

En el contexto actual de pandemia originado por el COVID-19, un aspecto clave para mejorar la seguridad y la calidad asistencial al paciente es la puesta en marcha de protocolos de prevención que contribuyen a evitar contagios y la expansión del problema.

¿Qué preocupa a las familias de ancianos y dependientes?

La incertidumbre derivada de los confinamientos en relación a las medidas para personas mayores o dependientes que recibían ayuda por otros medios (como instituciones estatales u otros) genera mucha inquietud entre los mayores y sus familias.

Los familiares también están preocupados por el deterioro físico y mental que las personas mayores han sufrido durante el Estado de Alarma por la falta de asistencia. A menudo encontramos familias que nos cuentan que su familiar “era otro” antes del confinamiento y que esta situación les ha hecho perder agilidad cognitiva y motora. Desgraciadamente son efectos secundarios del confinamiento: la falta de actividad, el distanciamiento social… Esto, sumado a la falta de asistencia, ha puesto a las familias en situaciones muy delicadas.

Nuestra misión es cuidar de los más necesitados. Por ello, aunque la situación diste mucho de ser “normal”, nos esforzamos por mejorar su bienestar siguiendo todos los protocolos sanitarios. En nuestro interés por proporcionar una mayor seguridad al usuario mediante protocolos específicos que ejecutamos de manera minuciosa y, más especialmente en todo lo relativo a la prevención de contagios por COVID-19.

Protocolos para la seguridad del paciente frente al COVID-19

Nuestra máxima prioridad es dar respuesta a las preocupaciones de las familias ante la actual situación de COVID que vivimos en España, garantizando la máxima seguridad.

Cuando un paciente contrata por primera vez los servicios Felizvita se pone en marcha un protocolo. Este es esencial para que reciba la mejor atención y cuidados por parte del profesional adecuado para proporcionárselos con la seguridad y calidad asistencial más exigente. Para ello nos encargamos de:

  • Valorar al usuario, clave para la elección de la persona que le proporcione los servicios que precisa. Esta puede ser en una cita previa o, si se siente más seguro en el contexto actual, por video-llamada.
  • Si el usuario lo desea, el cuidador asignado se realizará un test serológico antes de la primera visita para su mayor seguridad.
  • En caso de enfermos de COVID-19, contamos con un equipo específico para su atención y cuidados. Estos no atienden a ningún paciente que no padezca SARS-CoV-2 para garantizar su seguridad y prevenir contagios.
  • El trabajador cuenta con EPIs (Equipos de Protección Individual).
  • Un servicio de coordinación realizará un seguimiento para mayor tranquilidad y seguridad del usuario y su familia.

La entrada al domicilio desde la calle es un momento crítico y por ello en Felizvita contamos con un protocolo específico de ingreso a los hogares que comprende medidas tan importantes como descalzarse y dejar el calzado en un lugar seguro y desprenderse de la ropa de calle para lavarla a la temperatura adecuada para prevenir contagios.

El lavado de manos y desinfección es clave antes de ponerse los EPIs, y esenciales para una mayor seguridad del paciente. Los guantes y mascarillas después de su uso se desecharán siguiendo todas las medidas de seguridad. También, se desinfectarán gafas o cualquier otro elemento que se traiga del exterior.

Además, si el usuario también ha formado parte del paseo, nos encargamos de dar todos los pasos necesarios para minimizar el riesgo de infección al regresar al hogar.

El adecuado uso de EPIs y el seguimiento de unas determinadas normas de higiene han demostrado ser esenciales para la prevención de contagios de Coronavirus. En Felizvita, contamos con protocolos específicos de higiene y uso seguro de EPIS, para mayor seguridad de las personas que cuidamos y atendemos.

Un paso clave de este protocolo es la higiene de manos. Algo aparentemente sencillo que requiere la máxima atención. Para ello nuestro equipo sigue estos pasos:

  • Mojarse las manos con agua y depositar en la palma una cantidad adecuada de jabón.
  • Frotar las palmas entre sí primero y seguidamente la palma de una mano contra el dorso de otra, entrelazando los dedos para la adecuada limpieza de esa zona.
  • El mismo proceso con la palma y el envés de la mano contraria.
  • Frotar las manos entre sí entrelazando los dedos en un movimiento de fricción para asegurar que la desinfección llegue a todas las zonas.
  • Frotar el dorso de una mano con la palma de la opuesta sujetándose los dedos y realizar el mismo proceso invirtiendo la mano que frota.
  • Con un movimiento de rotación frotar bien el dedo pulgar de cada mano asiéndolo con la palma de la mano opuesta.
  • Frotar adecuadamente las punta de los dedos y cada uno de ellos por separado primero de una mano y luego de la opuesta.
  • Enjuagar bien las manos con agua para eliminar el jabón.
  • Secarse con una toalla desechable que seguidamente se utilizará para cerrar el grifo y, de la misma, será tirada a la basura.

Este procedimiento ya muestra lo cuidadosos que son nuestros profesionales. Del mismo modo existen indicaciones precisas para el adecuado uso de mascarilla y guantes así como para desecharlos con seguridad.

Esto permite una atención asistencial de mayor calidad y más segura para los usuarios y para mayor tranquilidad de sus seres queridos.

Hemos diseñado y aplicado todas estas medidas con el fin de garantizar el cuidado y asistencia a personas mayores y dependientes ante la actual situación de pandemia en que nos encontramos.

Conoce ahora más acerca de nuestros servicios o pídenos un presupuesto a la medida de tus necesidades

Quiero saber más