Menú para personas mayores y consejos saludables

Por 9 septiembre, 2019 Actividades
menú para personas mayores

La influencia de la alimentación en la salud y el bienestar es de gran relevancia en la tercera edad. La manera más sencilla de ajustar la dieta a las necesidades de la personas es elaborar un menú para personas mayores semanal  y cumplirlo al detalle. El médico te puede proporcionar un ejemplo de menú semanal para adultos mayores. También puedes diseñarlo tú desde el inicio, siempre teniendo en cuenta unas pautas básicas.

Si te decides a diseñar el menú para ancianos para una semana tú mismo, ten en cuenta las siguientes cuestiones fundamentales.

Elaborar un menú para personas mayores en 12 sencillos pasos

Ten en cuenta el estado actual de salud del anciano

Un menú para personas mayores tiene que tener siempre en cuenta su estado de salud y cómo debería afectar esta a su alimentación. Si padece diabetes, hipercolesterolemia, anemia  u otras enfermedades conoce cómo debe ser la dieta adecuada para pacientes mayores con estas enfermedades.

Raciones de alimento a consumir semanalmente en una dieta equilibrada

Haz un listado con esto para posteriormente poder planificar adecuadamente el menú semanal para adultos mayores. Si se trata de un anciano sano deberá consumir:

  • 5 raciones de frutas o verduras cada día.
  • Debe consumir a diario proteína. Esta debe ser al menos una vez por semana procedente de pescado azul, y no más de una de carnes rojas.
  • Mejor tomar más raciones semanales de pescado que de carnes blancas.
  • Puede tomar entre 3 y 4 huevos por semana.
  • Si no presenta intolerancias, puede tomar 3 raciones de lácteos cada día.

En todo caso su médico puede procurarte unas pautas específicas sobre cantidades y alimentos para su situación concreta.

Alimentos sin cabida en un menú saludable para personas mayores

Azúcares añadidos, bebidas estimulantes, alcohol y grasas animales como la manteca o el tocino son algunos alimentos que no deberían formar parte de un menú saludable para personas mayores.

Además, procura reducir el consumo de sal y aquellos susceptibles de causar molestias gástricas como ardor o digestiones lentas.

Apuesta por los alimentos de temporada

Al planificar el menú semanal para adultos mayores da preferencia a las frutas, verduras o pescados propios de cada temporada. Serán más sabrosos y económicos. Y evitarán que la rutina alimentaria provoque inapetencia en el anciano.

menú para personas mayores

Es primodrial diseñar adecuadamente el menú semanal en función de las necesidades nutricionales del anciano

Planifica cómo ahorrar tiempo  al elaborar un menú semanal

Si diseñas un menú para ancianos para una semana puedes replicarlo durante 4 semanas seguidas. Esto te permitirá hacer más cantidad de determinados platos la primera semana y congelar raciones para las tres siguientes. Así ahorrarás tiempo en la compra y el cocinado y podrás dedicar este al cuidado del anciano.

Conoce y ten en cuenta las preferencias alimentarias del anciano

La inapetencia es un problema habitual en ancianos. Tener en cuenta sus preferencias alimentarias te ayudará a evitarlo. Esto no quiere decir que coma lo que quiera, sino que -ante opciones similares nutricionalmente hablando-, elijas el alimento o la forma de prepararlo que le resulte más apetecible. Por ejemplo, si admite mejor un pescado horneado que al vapor o si le gusta más el pavo que el pollo.

Da preferencia a las técnicas culinarias saludables

Evita frituras y confitados en grasa y prefiere horneados, cocciones al vapor, en papillote o al microondas. Estas requieren menos grasas y concentran mejor el sabor y los nutrientes.

No repitas un mismo tipo de proteína en días seguidos

Si vas a servir varios días a la semana huevos o pollo no lo hagas en días seguidos, deja siempre uno o dos días en medio en los que la proteína llegue de otra fuente. Puedes cocinar doble y congelarla, si te resulta más cómodo.

La concentración de nutrientes y la hidratación son claves 

Un menú para personas mayores puede incluir tisanas saludables y caldos para una hidratación adecuada. Pero también es importante otra cuestión:  si el anciano consume raciones pequeñas de alimento estas deben tener una alta concentración de nutrientes.

¿En qué época del año vas a elaborar el menú para personas mayores?

Así en verano podrás servir, por ejemplo, la legumbre en ensaladas y en los meses calurosos en potajes saludables. O sustituir los horneados invernales por cocciones en microondas o a la plancha en buen tiempo.

Haz un cuadrante semanal para crear el menú de un mes

Crea un cuadrante semanal para todas las comidas del anciano. Estas suelen ser desayuno, comida, merienda o cena aunque según el caso puedes incluir alguna más como un almuerzo de media mañana o una recena.

Toma decisiones rellenando el cuadrante del menú para ancianos

Comienza por rellenar aquello que te resulte más sencillo, como los desayunos o meriendas. Después -y teniendo en cuenta todo lo anterior-, sigue rellenando. A medida que lo haces, para facilitar el trabajo, ve tachando del listado elaborado las raciones de cada tipo de alimento ya incluidas en el menú de la semana.

Con este menú semanal para adultos mayores puedes planificar la dieta de todo un mes. Pero también te servirá como base para elaborar el menú para personas mayores de los meses siguientes, solo sustituyendo algunos vegetales por otros de temporada. Y adaptando el tipo de platos a la climatología de cada época del año.

 

Dejar un Comentario