Síntomas de distimia comunes para el cuidado de mayores

Por 26 agosto, 2019 Activiades Grupales
síntomas de distimia

La distimia o trastorno depresivo persistente es una enfermedad mental importante. Podríamos decir que es el nombre que recibe la depresión cuando se hace crónica. Sabiendo que la depresión es una de las enfermedades mentales más comunes en ancianos la importancia de conocer los síntomas de distimia comunes es esencial para el cuidado de mayores.

Esta problemática de salud se suele dar en la juventud y en ancianos. En estos el contexto suele ser una depresión no tratada o episodios depresivos recurrentes así como otras enfermedades mentales previas. También puede ser originada por otros motivos. E incluso ser característico de algunos rasgos de personalidad. En todo caso, conocer los síntomas de distimia frecuentes es preciso para poder poner al anciano en tratamiento cuanto antes.

Síntomas de distimia frecuentes

Desinterés por las actividades diarias incluso por las básicas

Esta falta de interés en actividades propias del día a día también es compatible con otras enfermedades. Pero es uno de los destacados en la distimia. Y, por ello, si esta se da junto a otros síntomas de distimia debes sospechar que el anciano padece este problema de salud mental.

Tristeza sin motivo aparente

Cuando la tristeza no es un estado de un rato o de un día sino que se sucede, hay que comenzar a cambiarle de nombre. Puede ser depresión o distimia. Eso lo determinará el especialista. Lo que sí debe hacer el cuidador de ancianos de enfermos es contactar con el médico para que pueda evaluarlo y dar un diagnóstico.

En los ancianos con capacidad comunicativa estos pueden contar a sus cuidadores profesionales o familiares cómo se sienten si son preguntados. La sensación de vacío y desesperanza es frecuente entre quienes padecen distimia. Admitir su tristeza sin motivos que pueda señalar para sentirse así, es otro síntoma a tener en cuenta.

Más problemático es en aquellos mayores sin capacidad para comunicar su estado. Incluso percibir esa tristeza puede hacerse complicado. Por ello hay que extremar la observación en estos casos.

Agotamiento y falta energía, ya sea física como mental o ambas

El agotamiento físico y mental junto a la falta de energía son otros síntomas frecuentes en ancianos con distimia. Es un síntoma que puede pasar desapercibido y achacado a la edad o a otras razones. Por eso tener en cuenta todos los síntomas de distimia frecuentes de la distimia e identificar varios de ellos en la persona es tan importante.

Dificultad para tomar decisiones

Cuando una persona era resolutiva y no temía tomar decisiones y ahora evita hacerlo y se siente incapacitada para ello, no es una buena señal. Esto siempre es debido a algo. Es frecuente en episodios depresivos y, también, en casos de distimia.

Dificultad para la concentración

Proponer juegos mentales para mayores que precisen de cierta atención y concentración pueden ayudarte a identificar la dificultad para hacerlo. Esto también puede ser percibido en conversaciones, si es incapaz de mantenerlas y se distrae o dispersa, como si no le interesaran o no pudiera seguir el hilo de estas.

síntomas de distimia

Conocer los síntomas de distimia frecuentes es preciso para poder poner al anciano en tratamiento cuanto antes.

Irritabilidad e irascibilidad cuando no son propias de su carácter

Cuando una persona se muestra irritable e irascible con frecuencia y estos no son rasgos propios de su carácter, pueden ser síntomas de distimia. Especialmente cuando no parece haber motivo aparente para ese comportamiento.

Aislamiento social

Evitar las actividades sociales es otro síntoma preocupante. Incluso en las reuniones familiares, si se traslada a otra estancia para pasar menos tiempo con otras personas o en la mesa evita mantener conversaciones. El aislamiento social autoimpuesto, el desinterés por participar en actividades o actos sociales a los que antes acudía con entusiasmo o, al menos, con agrado, deben hacerte sospechar.

Disminución de la actividad

Este es otro de los síntomas de distimia principales. Y también es uno de los que suele pasar desapercibido porque se puede atribuir a otros motivos. ¿Estás al cuidado de personas mayores de forma interna?  Si percibes que su actividad ha bajado, que los paseos son más cortos porque no quiere o alega que no puede más, puede deberse a esta causa. También si en casa permanece más tiempo sentado o tumbado que realizando otras actividades que anteriormente hacía sin aparente esfuerzo.

Comportamiento extremo frente a la comida

Tanto la falta de apetito y la negativa a comer como el comer en exceso son síntomas de distimia en ancianos. Estos comportamientos extremos frente a la alimentación no son propios de una persona sana y la causa puede ser esta enfermedad mental. Por ello, es necesario establecer una dieta y pautas adecuadas para personas mayores.

Si identificas estos en la persona unidos a otros de los aquí mencionados, no dudes en solicitar cita con el médico cuanto antes.

Problemas para conciliar el sueño

Dormir poco, dormir mal o, sencillamente, tardar en conciliar el sueño pueden ser síntomas de distimia. Estos a su vez pueden tener consecuencias graves en la salud física y mental de la persona pues el sueño de calidad es clave para la salud y el bienestar.

Si incluso tomando medidas para un sueño de calidad en personas mayores sigue presentando estos problemas y, al tiempo, otros de los síntomas de distimia frecuentes, consulta con su médico.

Ten en cuenta los síntomas de distimia más habituales y observa a tus mayores para identificar de forma temprana la aparición de esta enfermedad. Es más grave que una depresión y puede tener consecuencias fatales, por lo que es esencial permanecer atento a la manifestación de estos síntomas. Especialmente en personas que han sufrido episodios depresivos en el pasado.

Dejar un Comentario