Recibimos cada día muchas solicitudes de personas que se ofrecen para ser internas para cuidar de ancianos. Sin embargo, no todo el mundo tiene el perfil para ser una buena interna. El primer filtro suele ser la atención que dicha persona dedica a entender nuestros servicios de cuidado, a leer el contenido de nuestra web y entender lo que significa ser una buena interna para cuidar personas mayores.

El uso de nuestros formularios: Nuestro primer filtro

En nuestra página de contacto, está estipulado claramente para qué sirve cada formulario. Sin embargo, recibimos continuamente mucho currículum, por la vía inadecuada, el hecho de no fijarse en un detalle tan obvio como usar el formulario correcto, nos dice mucho sobre la capacidad de esta persona en cuidar de una persona dependiente, dentro de nuestra página web ofrecemos todo tipo de posibilidades al trabajador, tanto en un modelo de interna como por horas (tenemos todas las fórmulas posibles), obviar ese detalle nos da una idea del nivel de disciplina del aspirante, no olvidemos que «interna» significa estar pendiente de manera permanente de cada uno de los detalles entorno al anciano al que, tanto los familiares como el equipo de Felizvita ponen en sus manos.

Actitudes y aptitudes.

Un cuidador interno o una cuidadora interna para cuidar ancianos es ante todo una persona empática, preparada para una tarea que, (y lo sabemos por amplia experiencia), es un reto. Sobre todo en el caso de cuidadores de enfermos. En pocas empresas de cuidado a domicilio en Madrid encontrará a cuidadores de ancianos internos capaces de llevar a cabo con tano empeño y dedicación la dura tarea que es cuidar a personas mayores.

Ser Cuidador interno/ cuidadora interna: ante todo una vocación

Alguien decía que una vocación es lo que diferencia a un mercenario de su sector, de un apóstol, en Felizvita, entendemos que nadie trabaja por el amor al arte, nuestros cuidadores de ancianos y nuestras cuidadoras de personas mayores tienen responsabilidades familiares y deciden dedicar toda su atención a alguien totalmente desconocido que necesita un cuidado especial. Por lo tanto, un interno siempre será además de alguien que cobra, alguien que ama tanto a su trabajo como a los que cuida.

Con más de 300 profesionales, entre ellos muchos cuidadores internos en todas las zonas de Madrid, estamos orgullosos del trabajo que hacen. Y si necesita a un interno o a una interna para cuidar de sus seres queridos estamos seguros que lo tenemos, Será una persona preparada física y emocionalmente y por supuesto será un profesional con las capacidades necesarias para dedicarse al cuidado de este ser querido suyo, anciano, enfermo o dependiente, que necesita de nuestros servicios.